f t g m
Copyright 2018 - BiologíaSur: Un proyecto abierto

Impactos sobre la biosfera

 

7.1. CAUSAS DE LA PÉRDIDA DE BIODIVERSIDAD: DEFORESTACIÓN, CONTAMINACIÓN Y SOBREEXPLOTACIÓN PESQUERA

7.1.1. DEFORESTACIÓN

 

            La sobreexplotación de recursos forestales lleva a la deforestación y a la desaparición progresiva de los bosques. Las causas principales de la deforestación son:

 Consumo desproporcionado de madera y papel. En España se recupera para su reciclaje el 50,5 % del consumo total de papel, mientras que el consumo de papel "per cápita" (170 kg/habitante año) se está aproximando al de los países europeos más desarrollados. En la tabla podemos ver la evolución del consumo de papel en España en miles de toneladas.

 

 053

 

            Aproximadamente un 35 % de la madera producida se destina a la producción de papel, principalmente la procedente de los bosques templados y de plantaciones adecuadas. Como consecuencia, la mitad de los bosques han desaparecido ya. Esta pérdida se ha producido en las últimas décadas del siglo XX, y el impacto de la deforestación ha alcanzado todos los rincones del planeta.

 Utilización del bosque para la agricultura o la ganadería. En los países donde se asientan los bosques, la pobreza de la población impulsa a buscar nuevas tierras de cultivo y pastoreo, arrancándoselas al bosque. Además, los suelos de los bosques templados tropicales son pobres en nutrientes debido al rápido proceso de reciclaje que sufren los mismos (elevada temperatura y humedad), lo cual trae consigo problemas de empobrecimiento de los suelos, con su consiguiente abandono, erosión y desertización tras escasos años de cultivo.

 Incendios forestales. Aunque no sean una causa directa de la sobreexplotación del bosque, si son causa importante de la deforestación. Tras un incendio, los bosques son sustituidos por matorrales de especies pirófitas, cuya propagación es estimulada por el fuego. Tal es el caso de la coscoja, la jara o los pinos, que son capaces de regenerarse en gran cantidad después de un incendio, ya que el fuego estimula la dispersión y germinación de sus semillas. Si los incendios son cíclicos, se originan amplias superficies monoespecíficas en detrimento del bosque.

            Otros efectos nocivos del incendio forestal son: la destrucción de hábitat de especies forestales, ya que al desaparecer estas se acentúa la erosión, llegándose incluso a la desertización, la reducción de la biodiversidad, debido a las especies endémicas que pueden sucumbir en el incendio, la contaminación del ambiente próximo e incluso lejano (dependiendo de la magnitud del incendio), la perdida de bienes materiales e incluso vidas humanas.

             Las especies más afectadas son las coníferas, fundamentalmente las del género Pinus y los eucaliptos, debido a su elevada combustibilidad.

¿Por qué se originan los incendios?

             Las causas pueden ser muy variadas. Destacan:

  • El abandono del medio rural provocado por la urbanización creciente durante este siglo.
  • El abandono de tareas como el pastoreo y la recogida de leña que provocan una acumulación de restos vegetales bajo los árboles, materia fácilmente combustible.
  • Las imprudencias como la quema de rastrojos, las hogueras mal apagadas, la contaminación (vidrios rotos que actúan como lentes), las barbacoas, las colillas arrojadas desde los vehículos...
  • La apertura de caminos forestales y la proliferación de vehículos añaden una presión a los bosques al facilitar la visita de personas, muchas de ellas sin una verdadera conciencia de las consecuencias de sus acciones.
  • Los errores en la repoblación, plantando una sola especie de crecimiento rápido en detrimento de un bosque más variado y, por lo tanto, más difícil de arder en su totalidad.
  • El "stress hídrico", provocado por una sobreexplotación del agua y las alteraciones de la escorrentía.
  • El lucro económico, que busca destruir un paraje natural para obtener beneficios como la recalificación de terrenos de entorno protegido a terreno urbanizable, o la venta de madera quemada, mucho menos valiosa que la madera sin quemar pero más que la madera intocable de un paraje natural protegido.

 

7.1.2.CONTAMINACIÓN

 

            A medida que la población humana crece, consume más recursos y produce más desechos y contaminantes responsables de lluvia ácida, la formación del agujero de ozono o de las mareas negras. Por otro lado, la deposición de nitrógeno ha aumentado considerablemente en los últimos decenios, principalmente como resultado del mayor uso de fertilizantes y de la quema de combustibles fósiles. Su incremento en el suelo puede conducir a la pérdida de especies y a la sustitución de unas comunidades vegetales por otras. En los ecosistemas acuáticos es una de las mayores amenazas y causa de la eutrofización.

 

7.1.3 SOBREXPLOTACIÓN PESQUERA

 

            La sobreexplotación se produce cuando las capturas superan la tasa de renovación  de las poblaciones de peces, es decir, cuando no se tiene en cuenta el principio de  recolección sostenible. El precio que alcanzan las especies más valoradas en nuestros mercados "justifica" la inversión económica necesaria para obtenerlas, pese a su escasez. El resultado es la disminución de sus poblaciones y del tamaño de los individuos.

            El incremento de las capturas totales de finales del siglo XX se debió fundamentalmente, a especies pelágicas pequeñas y de escaso valor. Pero, al mismo tiempo, las capturas de las especies más comerciales o más importantes en la alimentación humana experimentaron una fuerte regresión. Siguiendo la misma tendencia, las bajas poblaciones de algunos importantes caladeros del este de Norteamérica han llevado a su abandono, dada su escasa rentabilidad.

            La solución al problema de la sobreexplotación es compleja, y se complica más con los conflictos políticos que dificultan los acuerdos internacionales. Para conseguir una explotación sostenible de los recursos pesqueros, uno de los principales problemas que hay que resolver es el control de la pesca que realizan las grandes flotas industriales más allá de las Zonas Económicas Exclusivas (ZEE). Algunas medidas que podrían dar buenos resultados son:

Determinar cuotas anuales de captura por especies.

Fijar épocas de veda coincidiendo con los momentos de freza.

Establecer reservas marinas para la recuperación de las poblaciones.

Determinar un tamaño mínimo de las capturas.

 

            Los descartes de animales constituyen un grave problema ambiental. Se trata de ejemplares de especies que quedan atrapados en las redes o anzuelos y que, por no ser comercializables, son devueltos al mar, la mayoría muertos. Entre ellos, hay muchos peces, pero también mamíferos, aves piscívoras y tortugas. Por esta razón se han prohibido las redes de deriva de alta mar.


            La conservación del fondo es necesaria para una gestión sostenible de la pesca, porque es allí donde se reproducen los peces, moluscos y crustáceos que capturamos. Las redes de arrastre se han prohibido en muchos lugares por la destrucción que producen en los fondos marinos.

              

 

 054

 

En el siguiente cuadro se pueden ver otras causas de la pérdida de biodiversidad.

 

 055

 

7.2 MEDIDAS PARA CONSERVAR LA BIODIVERSIDAD

 

       Podemos citar la creación y potenciación de bancos de genes y semillas que garanticen su supervivencia hasta que puedan ser utilizadas. El problema que presentan estos bancos de genes radica en que los beneficios van a parar a los países que comercian con ellos, generalmente los desarrollados. Por el contrario, los países en vías de desarrollo muchas veces se ven obligados a pagar grandes sumas de dinero por las semillas seleccionadas gracias a sus plantas silvestres. Esto representa un grave conflicto Norte-Sur, cuya solución pasaría por el establecimiento de un banco de genes mundial que garantizase la correcta gestión de dichos beneficios.

 

   Protección de especies en peligro de extinción.

   Protección de ecosistemas mediante la creación de espacios protegidos.

   Bancos de genes, jardines botánicos y zoológicos.

   Gestión de la vida silvestre mediante vedas, leyes de caza, cuotas de colecta...

 

¿Por qué es necesario preservar las especies silvestres?

 

  • Valor farmacológico.
  • Valor agrícola y ganadero.
  • Interés científico y ecológico.
  • Valor recreativo y turístico.

Legado natural para las generaciones venideras.