Transparencia educativa

Transparencia educativa

 

El cuarto pilar fundamental de un sistema educativo solvente debe ser la transparencia. Desde una perspectiva de normalidad, no hay razón para ocultar a la sociedad una serie de indicadores conocidos o fáciles de obtener. En todos estos años lo usual ha sido difundir datos agradables para encandilar a la población y obviar los indicadores que cuestionan el sistema. Expondremos unos ejemplos para demostrar que la transparencia sigue brillando por su ausencia.   

En los tres últimos años los porcentajes de aptos en la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU, Selectividad), en la convocatoria de junio, fueron: 94% (2012), 95% (2013) y 92% (2014). En repetidas ocasiones hemos planteado que la comunidad educativa sigue desconociendo los porcentajes que superan la PAU sin cometer faltas  de ortografía. Pese a la sencillez de este parámetro, la cuantificación de las disortografías en la PAU es uno de los secretos mejor guardados por las universidades. ¿Alguien ha leído algo al respecto en la prensa local, regional o nacional? Simplemente, habría que tabular y contabilizar las faltas debidamente marcadas por los correctores de los exámenes. En la UAL, concretamente en las áreas de Filología hispánica y Didáctica de la Lengua, hay especialistas de sobra para dirigir un trabajo de este tipo. A ver si esta vez suena la flauta y el  flamante equipo rectoral promueve tal investigación en las convocatorias de 2015 y años anteriores.  

Las estadísticas de la PAU por asignatura y centro contienen mucha  información que no trasciende a la sociedad. Los lectores que jamás hayan visto tales estadísticas podrán visualizar algunas de ellas durante unos días en Internet (biologiasur.org/3). [Ver Nota]¿Por qué no se  publica en la web de la UAL la nota media de cada centro? Seguimos sin saber cuáles son los diferenciales entre las notas de la PAU y los expedientes de cada centro. Resulta chocante que la aversión a los números haya calado en medios universitarios.

Se expone a continuación el listado completo de centros, en orden decreciente de nota media, según los datos de junio de 2012, salvo error u omisión, considerando las diez asignaturas que registraron mayor número de alumnos examinados (nota media entre paréntesis): Comentario de texto (6,53), Hª de la Filosofía (6,59), Hª de España (6,55), Inglés (6,10), Biología (5,85), Economía (6,40), Geografía (5,34), Matem. I (5,79), Matem. II (5,93), Química (5,31). La media global que sirve de referencia es 6,039.  

  

1, CDP Portocarrero: 7,218. 2, Altaduna: 7,095. 3, La Salle: 6,826. 4, IES Aguadulce: 6,785. 5, Saladares: 6,626. 6, Turaniana: 6,614. 7, Rosa Navarro: 6,609. 8, Stella Maris: 6,557. 9, Agave: 6,541. 10, Alborán: 6,519.

11, El Palmeral: 6,475. 12, SEK Alborán: 6,436. 13, Juan Rubio Ortiz: 6,366. 14, Compañía de María: 6,359. 15, Nicolás Salmerón: 6,263. 16, Abdera: 6,231. 17, José Marín: 6,215. 18, Cura Valera: 6,206. 19, Gaviota: 6,190. 20, Murgi: 6,100.

21, Sierra de Gádor: 6,077. 22, Cardenal Cisneros: 6,071. 23, Valle de Almanzora: 6,059. 24, Sierra Nevada: 6,053. 25, Fuente Nueva: 6,043. 26, Bahía de Almería: 5,981. 27, Valdeserra: 5,956. 28, Sabinar: 5,913, 29, Al- Andalus: 5,901. 30, La Mojonera: 5,894.

31, Alyanub: 5,890. 32, La Puebla: 5,858. 33, Sol de Portocarrero: 5,847. 34, Alhadra: 5,733. 35, Celia Viñas: 5,714. 36, Albujaira: 5,676. 37, Albaida: 5,631. 38, Jaroso: 5,617. 39, El Argar: 5,563. 40, Sto. Domingo: 5,550.

41, Cerro Milano: 5,540. 42, Campos de Níjar: 5,495. 43, Martín Gª Ramos: 5,477. 44, Liceo Mediterráneo: 5,467. 45, Alhamilla: 5,329. 46, Juan Goytisolo: 5,298. 47, Mar Serena: 5,218. 48, Valle de Andarax: 5,145. 49, Alto Almanzora: 5,131. 50, Los Ángeles: 4,995.

51, IPEP Almería: 4,720. 52, Almeraya: 4,684. 53, Galileo: 3,746. 54, Traslados y extranjeros: 3,418. Adultos y educación a distancia no se han incluido en el listado puesto que sólo presentaron alumnos a la mitad de las asignaturas consideradas. EA: 6,358 (31,79/5). IEDA: 5,377 (21,51/4).

¿Cuáles han sido los datos en 2013 y 2014? ¿Y en los años anteriores? ¿Se difundirán por fin los de 2015? ¿Por qué se impide el acceso a los datos en todas las provincias y comunidades autónomas? Cuando la LOMCE se desarrolle, ¿también se ocultará la media de cada centro en las pruebas de control de Secundaria y Bachillerato?

En conclusión: los contribuyentes pagan los impuestos, pero quienes dirigen y coordinan la única prueba externa del sistema educativo han decidido ocultar el rendimiento académico de cada centro y su evolución en el transcurso de los años.

 

José Miguel García Torres

 

Publicado el 22-05-2015
http://www.elalmeria.es/article/opinion/2034807/transparencia/educativa.html

 

 Nota

Estadísticas PAU  (Almería, junio 2012):

 

pdf

Comentario de texto

pdf

Inglés

pdf

Matemáticas 

pdf

Química